Nuestro Credo

Se basa en los siguientes principios:

Afirmamos que nuestra fe descansa en la autoridad de las Sagradas Escrituras inspiradas por Dios.

Afirmamos que la soberanía de Dios incluye su dominio, autoridad suprema, y que Él puede decidir lo que quiera, permitiendo todo aquello que avance sus planes eternos y que no sea contrario a su Carácter.

Afirmamos que la gracia de Dios, es el favor inmerecido de Dios hacia la humanidad y es la fuente de nuestra salvación y de todas las bendiciones.

Afirmamos que la salvación es un regalo de Dios para el ser humano que se hace efectiva cuando la persona se arrepiente poniendo su fe en Jesucristo.

Afirmamos que la oración es el medio por el cual nos podemos comunicar directamente con Dios.

Afirmamos que las ofrendas deben ser una demostración de un corazón agradecido que reconoce que todo lo que poseemos proviene de  la mano de Dios.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.